Cielos III

En Zamora
En Castillo de Alba

1 comentarios:

Atreides1965 dijo...

El cielo presagiaba sangre. Los hombres, nerviosos, susurraban sus miedos y pedían a los dioses un milagro. Y fue entonces cuando el sueño les invadió, tocados al mismo tiempo por Morfeo, se sumieron en la inconsciencia.
Al despertar, el mal ya no estaba. El cielo y el agua estaban juntos. Todo era uno. También ellos.

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright 2009 Mariam A. Montesinos
Design by BloggerThemes